160 años de cárcel: sentencian a joven asesino serial que usaba redes sociales para cazar víctimas en Nueva Jersey

Comparte la información

Foto:
Essex County Prosecutor’s Office / Cortesía

Khalil Wheeler Weaver, un joven de 25 años que usó aplicaciones de citas para atraer y matar a tres mujeres, fue sentenciado ayer a 160 años de cárcel en Nueva Jersey.

La condena en un tribunal estatal de Newark llegó después de un juicio en el que se reveló que los amigos de una de las víctimas, Sarah Butler, hicieron su propio trabajo de detective en las redes sociales para descubrir al sospechoso.

Wheeler permaneció inmóvil mientras el juez dictaba la sentencia, que fue precedida por emotivas declaraciones de los familiares de las víctimas Robin West (19) y Butler (20), describió NBC News. La otra mujer asesinada fue Joanne Brown (33).

En una breve declaración previa, Wheeler negó su responsabilidad y le dijo al juez superior Mark S. Ali que había sido incriminado. Su madre, su tía y hermano se sentaron en la galería, pero no se dirigieron al tribunal.

Las sentencias abarcaron tres asesinatos, un intento de homicidio y otros cargos que incluyen secuestro, incendio provocado agravado y profanación de restos humanos. Al momento de los crímenes, el ahora sentenciado tenía 20 años de edad.

La fiscalía del condado Essex había reconocido a los amigos de Butler, una estudiante universitaria de Montclair, por usar las redes sociales para ayudar a la policía a encontrar a Wheeler. Para ello obtuvieron acceso a sus cuentas de redes sociales, establecieron una cuenta falsa, atrajeron al sospechoso a una reunión y notificaron a las autoridades.

Tiffany Taylor, una cuarta mujer que sobrevivió a un ataque y testificó en el juicio, también proporcionó información crucial que ayudó a los investigadores.

“Toda mi vida es diferente; Ya no uso maquillaje; No tengo amigos. Siempre estoy paranoica. Pero estoy feliz de estar todavía aquí “, dijo Taylor, antes de dirigirse al juez:” Espero que no le muestre ningún remordimiento, porque él no muestra ningún remordimiento”.

Los fiscales presentaron pruebas en el juicio de que Wheeler usó aplicaciones de citas para atraer a las mujeres a tener sexo y luego las estranguló. Sus cuerpos fueron encontrados entre septiembre y diciembre de 2016 en el norte de Nueva Jersey. Los investigadores también presentaron pruebas del teléfono celular de Wheeler que lo ubicaron donde las víctimas desaparecieron y luego encontraron sus cuerpos.

El fiscal adjunto del condado Essex, Adam Wells, señaló el miércoles que los asesinatos estuvieron separados por semanas, lo que le dio a Wheeler la oportunidad de contemplar sus acciones antes de volver a matar. “El acusado creía que estas víctimas eran desechables. Los mataban y luego él continuaba con su día como si nada hubiera pasado”.



Fuente: El Diariony

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *