La reunión de Biden y Xi ha durado 3 horas y media, más de lo programado

Comparte la información

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, mantuvieron este lunes por la noche una reunión virtual que duró unas tres horas y media, más de lo programado de inicio por las delegaciones, según informó la Casa Blanca.

Pese a la larga duración del encuentro, una alta funcionaria de la Casa Blanca narró a periodistas en una rueda de prensa telefónica que no hubo ningún avance o acuerdo destacable.

“No esperáramos un gran avance. No hubo ninguno. Nada que informar”, dijo la funcionaria.

En el encuentro, el primero más allá de llamadas telefónicas desde que Biden llegó al poder en enero, los dos líderes hablaron de manera “respetuosa y directa”, de acuerdo a la versión divulgada por Washington.

La extensa reunión de tres horas y media que en Washington empezó poco antes de las 20.00 hora local se dividió en dos sesiones, con una pausa entre ambas.

Biden y Xi abordaron un abanico de asuntos, entre ellos de forma extensa Taiwán, siendo sin embargo el “manejo responsable de la competencia” entre los dos países la principal cuestión sobre la mesa.

En el caso de Taiwán, Biden le trasladó a Xi que Estados Unidos se opone a que haya “cambios unilaterales en el statu quo” y le reiteró el compromiso de Washington con la política de “una sola China” que reconoce solo a Pekín como Estado.

El líder norteamericano también puso sobre la mesa los derechos humanos en varios momentos de la reunión y, según la funcionaria, “fue bastante claro y bastante sincero con la variedad de preocupaciones” al respecto.

En un comunicado posterior, la Casa Blanca detalló que Biden habló de Hong Kong, el Tibet y Xinjiang.

También conversaron sobre Irán, un tema de fricción entre ambos países por la compra de crudo iraní por parte de Pekín, aunque de acuerdo a la Casa Blanca los líderes se centraron en intercambiar opiniones de cara a negociación nuclear.

Finalmente, en términos económicos, conversaron sobre el suministro de energía, la crisis climática, las prácticas comerciales bajo el punto de vista de Washington “injustas” de China y sobre asegurarse de que la competencia entre ambos países “no vire en conflicto”. EFE

Fuente: Cablenoticias