¿Puedo comer papaya durante el embarazo?

Comparte la información

Puedes comer papaya si está madura, en trozos o en jugo. Te aporta la vitamina C, el agua y la fibra que tu cuerpo necesita para llevar adelante el embarazo.

¿Puedo comer papaya durante el embarazo?

Consumir alimentos sanos, en la cantidad requerida y con la preparación adecuada, es fundamental para llevar a buen término la gestación. Claro que no todos te caerán bien y otros pueden resultar peligrosos. Por ejemplo, si te provoca comer papaya durante el embarazo, asegúrate de que esté madura.

De antemano te decimos que, si la papaya está madura, no tendrás ningún problema al comerla embarazada. Al contrario, son muchos los beneficios. No así si está inmadura.

Beneficios del consumo de papaya

La papaya contiene compuestos bioactivos de valor nutracéutico en la prevención de enfermedades. También es una fuente rica en antioxidantes.

La fruta se prepara y se consume de variadas maneras. En zumo o en trozos, e incluso como guarnición en platos de carne o pescado. Pero la clave de comer papaya durante el embarazo es que esté madura; no importa si la comes cruda o cocida.

La papaya es 80 % agua, no tiene colesterol y es rica en fibra. En cuanto a la vitamina C, esencial para absorber el hierro, la aporta en 80 miligramos cada 100 gramos de producto. Sumémosle potasio, yodo, calcio, fósforo, sodio, magnesio, vitaminas B incluso vitaminas A y D.

Una de sus ventajas más reconocidas es que ayuda en los procesos digestivos. En efecto, agua, fibra, vitaminas, minerales y el calcio que tiene en abundancia favorecen la actividad del tracto intestinal y la desintoxicación.

Las propiedades nutricionales de la papaya son llamativas y pueden contribuir a los procesos digestivos.


La papaya madura es buena fuente de licopeno

Cuando ves una papaya de pulpa roja, estamos ante la presencia de licopeno. Este, unido a una disminución en la ingesta de carnes rojas, es un excelente antioxidante. Fortalece el sistema inmunitario y actúa sobre la formación y el desarrollo de los huesos.

Por su potente efecto antioxidante, el licopeno es un componente muy apropiado en la dieta, en especial para reducir la formación de radicales libres. De igual modo, te ayudará a prevenir complicaciones como la preeclampsia y el retardo del crecimiento intrauterino.

¿Tiene contraindicaciones comer papaya durante el embarazo?

La papaya es una fruta que pertenece a la familia de las caricáceas, que se caracterizan por las concentraciones de la enzima papaína. Esta se extrae del látex que brota cuando se realizan cortes en las superficies de las hojas, los tallos y los frutos.

El látex es un líquido lechoso (de aquí que también el fruto reciba el nombre de lechosa), fácilmente visible cuando se practican estas incisiones en la planta o directamente en la papaya verde. Así que comer papaya durante el embarazo solo está contraindicado cuando la fruta está inmadura o semimadura.

Los temores a la hora de ingerirla en la gestación proceden de la literatura sobre las propiedades de la papaína. En estudios se ha detectado que la papaína disuelve las proteínas que causan la adherencia del cigoto a las paredes del útero. En otros casos, ha provocado malformaciones en el feto.

Por cierto, en caso de que presentes alergia al látex de hule, es muy posible que la desarrolles también por productos de origen vegetal, como la papaya. O con frutos como el pepino, la piña y el aguacate. Una investigación concluye que la quitinasa clase I presente en la papaya tiene alto contenido alergénico similar al látex.

La papaína que se encuentra en el látex que exuda de la concha disminuye con la maduración de la fruta. De modo que no encontraremos esta enzima en el interior o en la pulpa de la fruta madura.

Descarta las semillas de papaya durante el embarazo

Has de saber que al consumo de las semillas de la papaya, la tradición y las investigaciones le atribuyen diversos usos. Por ejemplo, estas tienen una composición de carpasemina que destruye las amebas y fortalece tratamientos terapéuticos en casos de diarreas crónicas.

Frente a la jugosa pulpa y el bienestar que produce a nivel digestivo con el agua y la fibra, si estás embarazada no tendrías que ir en busca de las semillas. El polvo de las mismas ha sido considerado emenagogo, es decir, que favorece la menstruación.

Las semillas de la papaya son estimulantes de la menstruación, por lo que conviene evitarlas en el embarazo.


Frutas y verduras te aportan fibra, hidratación y vitaminas

El consumo de frutas y verduras te darán de manera saludable los micronutrientes que necesitas. Vitaminas en estado natural y abundante agua te evitarán molestias, como la retención de líquido y los problemas circulatorios.

En especial, la papaya madura te proveerá de la fibra que requieres para evitar el estreñimiento muy recurrente en esta etapa. Consumirla durante el embarazo mejora la salud de tu piel, que se estira y está propensa a las estrías.

Fuente: Mejor Con Salud

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *